COLEGIO CRISTOBAL COLON, IED

Unas reflexiones pertinentes al proceso cognitivo

Al proyecto Digital al 100%

 

 

(Dewey John. , Cómo Pensamos. Nueva exposición de las relaciones entre pensamiento reflexivo y proceso educativo., Paidos. Barcelona. 1989)

“En todo caso, es de desear que el maestro se olvide de la idea de que el «pensamiento» es la manifestación de una facultad única e inalterable; que reconozca que se trata de un término que denota diversos modos en que las cosas adquieren significado para el individuo y que los individuos son diferentes. Es de desear que se libere también de la pueril noción de que hay temas intrínsecamente «intelectuales», y por ella mismo dotados de un poder mágico para atraer la facultad del pensamiento. El pensamiento es especifico, no un aparato mecánico y listo para aplicar indistintamente y a voluntad en todos los temas, tal y como un farol arroja su luz tanto sobre caballos, como sobre calles, jardines, árboles o ríos. El pensamiento es especifico en tanto que distintas cosas sugieren sus propios significados, cuentan sus historias concretas y la hacen de modos muy diferentes según las diferentes personas. Así como el crecimiento corporal se produce gracias a la asimilación de la comida, el desarrollo mental se realiza gracias a la organización lógica de la cuestión”. (Dewey, 1960, pg. 55)


“El maestro que estudia con inteligencia tanto las operaciones mentales individuales como los efectos de las condiciones escolares sobre aquellas operaciones es digno de confianza en su capacidad para seleccionar por si mismo métodos de instrucción en sentido técnico estricto, es decir, los que mejor se adapten para lograr resultados positivos en asignaturas concretas, como lectura, geografía o álgebra. En manos de quien carece de la conciencia inteligente de las capacidades individuales y de la influencia que inconscientemente ejerce en ellas todo el medio, incluso los mejores resultados técnicos lograrán un resultado inmediato a expensas de la formación de malos hábitos, profundamente arraigados y persistentes”. (Dewey, 1960, pg. 65)



Zero- Zealous Creative 

Siempre existe la tentación del maestro de mantener fija la atención en un campo limitado de actividad del alumno. ¿Es el hecho de que el estudiante progresa en los casos particulares de aritmética, historia, geografía,etcétera, lo que hay que tener en consideración? Cuando el maestro fija la atención exclusivamente en este tipo de temas, se descuida el proceso de formación de hábitos, actitudes e intereses subyacentes y permanentes. Y, sin embargo, la formación de éstos es precisamente lo más importante para el futuro. La otra cara de esta circunstancia es que el maestro, mientras fija la atención en las condiciones específicas que parecen afectar al aprendizaje de la lección inmediata antes de la clase, ignora las condiciones más generales que influyen en la creación de actitudes permanentes, especialmente los rasgos del carácter, mentalidad abierta, entusiasmo y responsabilidad, que ya hemos mencionado en él capítulo anterior. Aun dejando para más adelante el examen de aspectos especiales, en este capítulo nos ocuparemos de las condiciones más generales del aula que afectan al desarrollo de hábitos mentales efectivos”. ”.(Dewey, 1960, pg. 65)

The Marker


El sabio y el viajero


EL ASOMBRO, FRENTE AL CONOCIMIENTO

“El más sabio de los griegos dijo que el asombro era el padre de la ciencia y de la filosofía. El asombro no es lo mismo que la curiosidad; sin embargo, se confunde con ella cuando la curiosidad alcanza el plano intelectual. La monotonía externa y la rutina interna son los peores enemigos del asombro. La sorpresa, lo inesperado, la novedad, la estimulan. Todo el mundo sabe que un objeto en movimiento atrapa y mantiene la atención mejor que un objeto en reposo, y que las partes más móviles del cuerpo tienen mayor capacidad para realizar deducciones táctiles que las más fijas. Pero en nombre de la disciplina y el buen orden, las condiciones escolares parecen a menudo acercarse lo más posible a la monotonía y la uniformidad. Los pupitres y las sillas están en posiciones fijas; se trata a los alumnos con precisión militar. Durante largos periodos se hojea una y otra vez el mismo libro de texto, en perjuicio de otras lecturas. Todos los temas son excluidos de la exposición, a excepción de los que vienen en el texto; tanto se enfatiza el «sistema» en la conducción de la exposición, que la espontaneidad queda excluida, y lo mismo ocurre con la novedad y la variedad. Estos ejemplos pueden parecer exagerados en el caso de la administración de las mejores escuelas. Pero en las escuelas cuyo objetivo principal consiste en establecer hábitos mecánicos y transmitir la uniformidad de conducta, las condiciones que estimulan el asombro y mantienen su energía y vitalidad quedan fatalmente excluidas”. (Dewey, 1960, pg. 60)


"Previendo el Impacto de Internet"

Isaac Asimov, con gran genialidad y claridad, habla sobre el impacto de internet en la educación y en nuestras vidas. La entrevista fue realizada por Bill Moyers para su programa televisivo "El Mundo de las Ideas" en 1988. Increíblemente prolífico en varios géneros más allá de la ciencia ficción por la que fue más conocido, Asimov escribió más de 400 libros sobre temas que van desde la ciencia ficción a la Biblia antes de su muerte en 1992. Más del 90% de la películas de cine han sido inspiradas en sus ideas del futuro. En ciencia ficción supera a Verne en un 200% de producciones. Desconocido para los hispanos, es la cabeza detrás del cine que aprovecho sus creaciones.




EL SENTIDO COMÚN GUIA DE LA INTELECCIÓN

Tal aprendizaje no es ajeno a la enseñanza. Pues la enseñanza es la comunicación del acto de intelección. Destaca las pistas, los indicios pertinentes que conducen el acto de intelección. Atrae, la atención con el fin de evitar las imágenes que distraen y ponen obstáculos en el camino de la intelección. Plantea las nuevas preguntas que revelan la necesidad de las nuevas intelecciones en orden a modificar y completar el acervo adquirido. La enseñanza ha aprehendido la estrategia de la inteligencia que se desarrolla, por lo cual comienza pos lo sencillo para avanzar hacia lo más complejo. De manera deliberada y explícita, todo esto lo hacen los maestros por profesión que conocen su oficio. Pero el punto que quisiéramos destacar es que eso lo hacen también, aunque de manera inconsciente e implícita, los padres con sus hijos y los pares con sus pares. Conversar es un arte humano básico. Sirve a cada quien para comunicar a otros lo que conoce, y a la vez provoca las contradicciones que dirigen su atención a lo que pasó por alto. (Bernand Lonergan. Insigth. Estudio sobre la comprensión humana. Trd F. Quijano. Salamanca: Sígueme & México; UIA. 950pp. 1957. Insigth 



Coldplay -


Armand Mattelart - Historia de la sociedad de la Información


"A la saga tecnológica de la conquista del espacio le ha sucedido otro gran relato: la conquista de la ciberfrontera. La primera trajo consigo el tópico de la «aldea global». La segunda ya ha acuñado la denominación «sociedad global de la información». El irresistible ascenso de las nociones «sociedad de la información» y «era de la información» se ha convertido así en parte inseparable de la fulgurante trayectoria del vocabulario de la «era global». Rodeadas de charlatanería promocional, proclamas oficiales, manifiestos en la onda y estudios científicos o semicientíficos, estas nociones están acompañadas de toda una heteróclita logística de discursos apologéticos que pretende conferirles carácter de evidencia. Se nos anuncia una nueva sociedad necesariamente «más solidaria,más abierta y más democrática». El referente del devenir tecnoinformacional se ha instalado así al margen de las polémicas y de los debates ciudadanos. Ahora bien, la noción de sociedad global de la información es el resultado de una construcción geopolítica. La efervescencia de la ininterrumpida expansión de las innovaciones técnicas contribuye a que esto se olvide. Poner al descubierto los basamentos de esta construcción, sus postulados, tal es el objetivo de esta obra.Una nueva ideología que no dice su nombre se ha naturalizado y se ha visto propulsada al rango de paradigma dominante del cambio. Las creencias de las que la noción de sociedad de la información es portadora desencadenan fuerzas simbólicas que impulsan a actuar, a la vez que permiten actuar, en un determinado sentido y no en otro. Orientan la formulación de los Estados y de los organismos supranacionales. ¡Cuántos ministerios de Industria, de Tecnología o de Ciencia por todo el mundo no han añadido... «y de la sociedad de la información»! Algunos, incluso, se han desprendido de su antigua denominación en favor de la nueva. 

Las mismas creencias canalizan las estrategias de expansión planetaria de las llamadas empresas globales. Influyen en la reorganización de las formas de hacer la guerra y la paz. Inducen una definición del cambio y de lo «nuevo», que no tiene ojos más que para los lugares en los que interviene un dispositivo técnico. Al instaurar un sentido común, legitiman todas estas opciones y esos repartos, que de hecho son los propios de un particular régimen de ;verdad, como si fueran los únicos posibles y razonables. Juegos malabares cuyo secreto está en la historia: la idea de sociedad de la información como alternativa a los dos sistemas antagónicos se ha estado incubando, durante la Guerra Fría, a la sombra de la tesis de los fines, empezando por el de la ideología.


Esta noción de sociedad de la información se formaliza en la estela de las máquinas inteligentes puestas a punto en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial. Entra en las referencias académicas, políticas y económicas a partir de finales de los años sesenta. Durante la siguiente década, la fábrica que produce representaciones imaginarias en torno a la nueva «era de la información» funciona ya a pleno rendimiento. No obstante,los neologismos acuñados en esa época para designar a la nueva sociedad no revelarán su verdadero sentido geopolítico hasta la víspera del tercer milenio con lo que se ha convenido en llamar la «revolución de la información» y la aparición de Internet como nueva red de acceso público.La segunda mitad del siglo xx nos brinda la oportunidad de asistir, ciertamente, a la formación de las creencias en el milagroso poder de las tecnologías informacionales; sin embargo, no debería dejarse en el olvido la obra de la larga duración.Así lo atestigua la precoz aparición de la utopía de una lengua universal, mucho antes de que el lenguaje informático cristalizara ese proyecto. Y con la esperanza puesta en la posibilidad de establecer los principios clasificatorios de un lenguaje mundial, se reaviva el grial de la «Biblioteca de Babel»,tan vasto como el universo, que abarca todos los pensamientos humanos y da cobijo a todos los libros posibles. Uno de los temas importantes en la obra de Jorge Luis Borges.

Novedades del sitio

(Sin novedades aún)